Babymetal en Español

Reporte de BABYMETAL en Tokyo Dome por Young Guitar Magazine 2016

TokyoDomeReporte por parte de la Revista Young Guitar sobre los conciertos Red Night y Black Night de BABYMETAL llevados a cabo el pasado 19 y 20 de septiembre de 2016 en el Tokyo Dome, incluído en su edición de noviembre de 2016. En este reporte se aborda la cobertura de dichos conciertos detallando los acontecimientos.

Babymetal World Tour 2016 

Legend – Metal Resistance

Red Night & Black Night

19 & 20 de septiembre en Tokyo Dome

Reporte especial con análisis exclusivo de la producción

¡La finalización del Capítulo 4 de la Metal Resistance! Este es un reporte exhaustivo sobre las presentaciones, así como los instrumentos musicales usados por la Kami Band en los 2 días de Tokyo Dome que sirvieron como shows finales del Tour Mundial de BABYMETAL.

Las tres princesas del Metal cantando y bailando en la Red Night.

¡La actuación explosiva de la Kami Band rugiendo por todo el Domo de Tokyo!

El telón fue alzado en el Cuarto Capítulo de la Metal Resistance el primero de Abril de 2016, mejor conocido como el “Fox Day” (Día del Zorro).

¡El Tour Mundial que puso a prueba su sonido de Metal con su apertura en la Wembley Arena continuó hacia sus presentaciones finales en la tierra natal de Japón! En este reporte describiremos los acontecimientos de estas Noches de Metal que abarcaron dos noches llenas de grandiosas presentaciones de BABYMETAL que fueron preparadas y evolucionadas a través de sus batallas mundiales y complementadas con las actuaciones sobresalientes de la Kami Band.

Yuimetal (Scream, Dance)

Su-metal (Vocal, Dance)

Moametal (Scream, Dance)

Reporte en Vivo

¡Les traemos un informe completo sobre los shows totalmente sin precedentes del Entretenimiento de Metal llenos hasta el borde de sorpresas y emociones!

Red Night

¡La aparición de un escenario gigantesco en Tokyo Dome!

El Tokyo Dome sirvió como lugar para los shows finales del escenario final del Tour Mundial de BABYMETAL. Estos espectáculos se extendieron en 2 presentaciones sucesivas con localidades agotadas nos hicieron darnos cuenta de que “BABYMETAL ha llegado a su etapa fatídica”

Personalmente no soy un fan acérrimo que les ha seguido la pista desde los días en que aun hacían conciertos usando pistas musicales pregrabadas así que no tengo intención de decir algo incuestionable como “¡Sabía desde hace tiempo que algún día llegaría este día!” Sin embargo, siguiendo este inicio con su concierto debut en solitario frente a un recinto de 300 personas de capacidad de la sala de conciertos conocida como Meguro Rokumeikan. Ellas prosiguieron en no saltar su progreso, sino en expandir sus actividades a través de una expansión rápida en escala muy inteligente. Prosiguieron siguiendo sus presentaciones de 2 días en el Nihon Budokan (Marzo de 2014) que es cuando reflexiono sobre ella, una historia de éxito que envolvió al mundo entero y que me llena de emociones profundas considerando todo lo que la guio hasta aquí. No es como si hubiesen comenzado su viaje adornado con resplandor y jazz. Y sin embargo ahora quiero aplaudirles en un simple y honesto sentido de respeto, a vista de que ahora aparecen en este increíble escenario del Tokyo Dome.

La razón por la que hemos decidido incluir a BABYMETAL en esta revista es obviamente no sólo porque fuimos atraídos por el fenómeno en el que se han convertido, sino más el hecho de la existencia de sonido metalero de alta calidad y guitarras de Metal de alta calidad que son el corazón de su música. Dicho eso, la definición de lo que es Metal es algo que varía ampliamente de persona a persona. Con la basta diferencia entre el Metal de Bon Jovi y el de Cannibal Corpse obviamente habrá cosas que a algunos les gusta y cosas que a algunos igualmente les disgustará. Del mismo modo mientras eres bienvenido a acercarte y disfrutar la música de BABYMETAL de cualquier manera que quieras, pero permíteme decirte desde el comienzo, como una persona que se considera a sí misma como metalera, fui capaz de disfrutar a fondo el canto, la actuación musical y la presentación que experimenté en el Tokyo Dome, pero no, esperen, eso simplemente no lo menciona suficientemente fuerte. Permítanme decir que excedió todo eso y el contenido del espectáculo verdaderamente movió algo dentro de mí con el impacto de la escala de los shows. Por otra parte, el centro del escenario alza el vuelo hasta casi alcanzar el techo del Tokyo Dome. El escenario gigantesco parece ser diseñado para levantar la emoción de los fanáticos reunidos aquí. Además, nos mencionaron que todas las canciones del primer álbum “BABYMETAL (2014)” y el segundo álbum “Metal Resistance (2016)” serán tocadas en estos dos días sin ninguna canción siendo tocada dos veces.

Y entonces, el telón se abre. ¡La canción con la que comienza el evento es “Road of Resistance”! Con los reflectores rojos atravesando la arena todavía obscura conforme la fuerte introducción suena a todo volumen, no es más como la que se pudiera presenciar en la interpretación de la canción “The Helion” de Judas Priest. Incluso siendo muy consciente de que esta introducción nació por respeto a esta canción no mancha el hecho de que el corazón de un servidor es verdaderamente tocado por ella.

Y entonces las tres chicas, SuMetal, MoaMetal y YuiMetal descienden lentamente desde el pináculo del escenario del que he hablado anteriormente. Las chicas están actuando en lo que podría ser llamado el sub-escenario, localizado justo abajo del techo del Domo, mientras la Kami Band entrega su presentación en el principal, la planta baja. En la última parte de la canción, las chicas, que ya han hecho su camino hacia el escenario de abajo, salen corriendo hacia las pistas levantando el ánimo de alrededor de 55 mil fans reunidos para verlas.

Las chicas se ponen en marcha a lo largo de las canciones grabadas en el Metal Resistance, hasta que llegan al punto medio con la canción verdaderamente pura de Melodic Speed Metal “Amore-Aoboshi”. SuMetal aparece proyectada en el monitor de LED con las alas blancas extendiéndose desde su espalda, inmediatamente se introduce a sus oyentes con sus vocales envolventes. Con la aplastante sensación de velocidad, las guitarras gemelas del Ookami (Gran Dios – Takayoshi Ohmura) y el Shokami (Pequeño Dios – Mikio Fujioka) lanzan un penetrante estribillo usando guitarras de cuerda abierta en una melodía verdaderamente hermosa. Esta melodía principal fue tan asombrosa que podemos entender por qué Moa dijo en un ensayo antes del show que pensó: “¡Me preocupa que sus manos se puedan desprender si tocan de esa manera!”

Siguiendo esto, en una sensación totalmente diferente, fuimos tratados con el majestuoso y fuerte baile de MoaMetal y YuiMetal con la moderna, maravillosa y tan poca fuerza de gravedad “GJ!” La combinación de este sonido bajo de Metal con las voces tiernas de ambas chicas crean una canción verdaderamente única. Posteriormente otra vez es tiempo de una canción en solitario de SuMetal. SuMetal y la Kami Band interpretan una asombrosa versión de “Akumu no Rondo”, con su ritmo a compás irregular, destacada por una melodía fuerte, con un sonido como una máquina. El show continua entre un tono altamente constante extremadamente confuso mientras nos conducen a dignas y majestuosas vocales cantadas, incluso cuando nos inmersa dentro de un inframundo obscuro suntuosamente gótico y hermoso.

A continuación nos adentramos en una sesión de introducción por parte de la Kami Band que conduce a “Catch Me If You Can”. Para dar apertura a las cosas el Pequeño Dios demuestra sus habilidades con una presentación difícil, distinguida con un movimiento de brazos agresivo. Mientras tanto, el Gran Dios se mueve desde movimientos de tapping hasta una avalancha de solos a alta velocidad y concluye hermosamente con el levantamiento de la guitarra a un brazo como final. Continuando con la parte final del show con la agresiva, atacante y pesado ritmo de “Karate”. SuMetal invita a la audiencia a cantar el coro diciéndoles: “¡Déjennos escuchar su voz!”. Y mientras la vemos despertar a la audiencia en una furia de su modo natural antes de que ahora lo haga con tal finura, obviamente convirtiéndose en su doble cara con las incontables batallas cumplidas en el extranjero.

Entonces el show llega a su clímax con la combinación sucesiva de canciones –  el debut en vivo de “Tales of The Destinies”, mezclándose con “The One – English Version”. “Tales of The Destinies” es usualmente referida como su inicio en la vena del Metal Progresivo, y al ser muy similar al sonido de Dream Theater y el baile puramente hermoso de MoaMetal y YuiMetal, hacen clavar totalmente la vista mientras actúan con unas habilidades que encajan completamente con el complejo ritmo lleno de compases irregulares. Además, lo que hace posible que esta canción cruzar en tal modo pegajoso y no demasiado obscuro, es debido al hecho que las suaves vocales y los precisos la melodía final de “TOTD” da la patada inicial, todos los collarines transparentes (Los cuales fueron repartidos en la entrada antes del concierto), colocados en los cuellos de los fans que asistieron comenzaron a brillar simultáneamente. Y en casi una habilidad para engañar en momentos mágicos, las tres chicas aparecieron repentinamente paradas en la punta de cada pista vestidas con capas doradas. Con esta melodía final se vincula con “The One – English Version” y todo se reúne en un sentimiento de armonía perfectamente encajado con SuMetal cantando en inglés acompañada por los coros de MoaMetal y YuiMetal. Todo y todos los asistentes reunidos al unísono esta dramática y gigante conclusión realmente trabajada perfectamente con la espaciosa forma del Tokyo Dome.

Black Night

Un final majestuoso presentado completamente, sin obstáculos

Ahora nos movemos hacia el segundo show. “The Black Night”. Antes del inicio del concierto hubo numerosas obras maestras del Metal sonando como música de fondo, y lo fue conforme llegábamos a medio camino con “Leather Rebel” de Judas Priest, siguiendo los pasos de “Wasted Years de Iron Maiden” que la canción se desvanecía y la Arena se obscureció. Estos monstruosos trabajos del Metal sirvieron como un prólogo del show, y el eco de estas canciones nos condujo a “Babymetal Death”, la cual daba la patada inicial de la Black Night. Tres figuras vestidas de trajes blancos aparecieron en el escenario más alto del escenario central. Todos enfocaban su mirada a esas figuras… pero las auténticas tres chicas de BABYMETAL saltaron, ¡Cada una de ellas crucificada en cada borde de las pistas del escenario de la planta baja! Durante el periodo cuando fuimos inundados de emoción con la destreza de este truco, las tres chicas se juntaron en el escenario principal y prosiguieron a bailar inmediatamente de una manera ferviente.

Al mirar al Gran Dios conforme la siguiente canción “Awadama Fever” comenzaba, pude ver que había tomado la versión original de la guitarra de modelo de colaboración de BABYMETAL “ESP E-II ARROW”. Por otro lado, su compañero en el concierto de hoy, el Dios L (LEDA) hacía uso de una guitarra .strandberg de modelo color negro con su forma característica. El Dios L, junto con el Gran Dios y el Pequeño Dios, es un miembro de la Kami Band con el cual los fans están muy familiarizados.

La presentación de la canción de MoaMetal y YuiMetal “Sis Anger” en casi la mitad del show fue absolutamente fantástica. Las dos chicas no pudieron estar más alejadas de este sonido Melodic Black/Death Metal que caracteriza las raíces de The Black Dahlia Murder si lo intentasen, exaltando a los fans con los gritos perfectamente medidos de “¡No molestes!” <Zakken ja ne zo> e “Idiota” <Bakayarou>, todos realizados al mismo tiempo que los bailes en perfecta simetría. El hecho de que todos estos factores diferentes se combinan sin ningún sentido de salirse de balance es totalmente un misterio. Un evento asombroso está tomando lugar en este momento, quiero decir, el Tokyo Dome entero está rugiendo con los sonidos de ritmos explosivos y los rasgueos de trémolo saliendo del escenario.

Además, una vez más hubo una sesión en solitario de la Kami Band presentada en el setlist y el Dios L demostró su aptitud única haciendo lo que hace bastante bien, combinando y entrelazando un rasgueo a alta velocidad en el fraseo estructurado de la música. Por otra parte, el Gran Dios comienza con un levantamiento de tono prolongado y prosigue hincándose en una de las pistas donde hace una presentación de solos a alta velocidad.

El calor de esta sesión de calma para dar paso a la introducción de piano y efectos especiales que conducen a la obra maestra “Akatsuki”. SuMetal canta hermosamente la parte principal bajo 5 luces y cuando grita “¡Akatsuki-da!” todos en el Domo sienten la fuerza subyacente de sus apasionadas habilidades vocales. Y más tarde, cuando interpreta la balada “No Rain No Rainbow” la cual no había sido presentada desde que ella la cantó en los shows en el Budokan, estoy seguro que la mezcla balanceada de sensibilidad, tristeza y poder con la que cantó satisfizo a todos los fans que la habían esperado y anticipado desde hace tiempo. Además, los solos de guitarra en estas dos canciones revelan un homenaje a “Silent Jealousy” y “Endless Rain” de X Japan, y la harmonía extensa construida a través del flujo, de ida y vuelta de los solos de guitarra por parte del Dios L y el Gran Dios también fueron definitivamente lo destacado de las canciones en sí mismas.

“Doki Doki Morning” interpretada por las tres chicas con instantes extremadamente activos en los situados altamente y no tan espaciosos sub escenarios en la parte superior del set, tuvieron bastante impacto y fue desde aquí hasta la última canción de la noche que las cosas se tornaron en una caliente progresión de eventos. Desde la intensa sensación de unicidad creada en todo el Domo comenzando con la introducción del “llamado Oi” brotando con “Megitsune” hasta la canción siguiente “Hedobangya!”, ya había una sensación especial en el aire cuando SuMetal comenzó a cantar. Desde los ojos penetrantes de SuMetal mirando alrededor del Tokyo Dome mientras canta, hasta la ejecución de baile altamente profesional de YuiMetal y MoaMetal que ha sido calculada hasta el más mínimo detalle y aun así brota expresión –  no ha habido pistas de nubes obscuras sobre cualquiera de estos conforme nos acercamos a los últimos minutos del show.

La figura de SuMetal de pie sin mover ni un músculo, sosteniendo el micrófono levantado en la parte media de “Hedobangya!” ¡Fue verdaderamente un majestuoso y digno panorama para presenciar!

Y entonces, la canción que dio final al evento con un soplo mortal – la canción “Ijime, Dame Zettai”. Tal como la noche anterior, los collarines que usaban los fans se iluminaron, esta ocasión con una luz roja, conforme saltó el intro de la canción trayendo un toque colorido al show. Cuando vuelves a tus sentidos te das cuenta de que YuiMetal y MoaMetal están en cuclillas en una posición de corredor en los bordes de sus respectivas pistas, y en cuanto el ritmo golpea, avanzan con todo el poder hacia el escenario principal. Corren una distancia que es la más larga de la interpretación de la canción en medio de flamas brotando en cada lugar concebido terminando con las tres chicas reuniéndose en perfecta sincronización con el flujo de la canción. Como si se encontraran con la reunión de las chicas, los guitarristas tocan unos solos armonizados que hacen eco en el Domo y en los corazones de todos los asistentes. Es imposible explicar completamente la grandiosidad de la emoción creada por esta canción.

Con todas las canciones tocadas del setlist, las chicas caminan entre las pistas llevando el llamado y respuesta de “We are? Babymetal! – ¿Somos? ¡Babymetal!” a todos los rincones del Domo. Para concluir, una vez más han regresado al pináculo del escenario montado y hacen sonar el gong el cual desencadena una erupción explosiva de sonido y el lanzamiento de fuegos artificiales. Y con ello, el Tour Mundial que comenzó en Abril de este año llega a su fin.

Como resultado, la segunda noche fue cubierta por un gran número de canciones del primer disco “Babymetal” por lo que no puedo decir que no entiendo los sentimientos de envidia expresados por los fans que únicamente asistieron a la primera noche, cuando el primer disco para los fans contiene ciertamente una sensación de ser particularmente especial, incluso podrías decir que es un disco lleno de destino. Especialmente el álbum “Babymetal” tiene una sensación de ser una clase de un disco de “Lo mejor de” para la banda en ese momento de su lanzamiento, y está lleno de canciones clásicas hasta ese momento. Y por otra parte, el periodo de cerca de 2 años requerido para el lanzamiento del segundo disco fue relativamente largo y permitió que las canciones fueran trabajadas. Sin embargo, pienso que ambas noches exhibieron maravillosas presentaciones respectivamente, y estuvieron repletas de sorpresas y cualidades emocionales, por lo que mi impresión honesta es que no hay manera para decir que esta noche o aquella fue mejor que la otra considerando que nunca antes habíamos visto una sucesión tan sin precedentes en el Entretenimiento del Metal en una escala tan grande.

Estoy seguro que las canciones del “Metal Resistance” crecerán en el futuro a un nivel igualitario de canciones especiales y todo lo que nosotros podemos esperar es que continúen desarrollándose bastante lejos excediendo cualquier cosa que pudiéramos imaginar.

Babymetal World Tour 2016

Legend-Metal Resistance

Red Night

Road of Resistance
Yava!
iine!
Syncopation
Amore- Aoboshi
GJ!
Akumu no Rhondo
4 no Uta
Catch me if you can
Gimme Choco!!
Karate
Tales of The Destinies
The One – English ver.

 

Black Night

Babymetal Death
Awadama Fever
Uki Uki Midnight
Meta! Meta Tarou
Sis. Anger
Akatsuki
Onedari Daisakusen
No Rain, No Rainbow
Doki Doki Morning
Megitsune
Hedobangya!
Ijime, Dame, Zettai

Deja un comentario