Babymetal en Español

Porque nadie puede detener a BABYMETAL

MH1

BABYMETAL: Más allá de la novedad. Más que un fenómeno.
Entrevista a BABYMETAL por la revista Metal Hammer después del show de Yokohama Arena, Diciembre 2015
Los posters enmarcados de conciertos que recubren los pasillos detrás del escenario de Yokohama Arena dan testimonio de su histórico pasado. La sala de conciertos con capacidad de  17,000 personas puede no tener el mismo impacto cultural que el ilustre Budokan de Tokio, pero ha tomado su propio lugar en la conciencia nacional: The Rolling Stones, The Who, AC / DC, Queen y KISS han aparecido en su escenario, los iconos pioneros del metal japonés X-Japan han liderado shows en el lugar (inspirado en el legendario Madison Square Garden de Nueva York) en no menos de nueve ocasiones, y fue aquí, el 26 de agosto de 2001, que Pantera hizo su último espectáculo, junto con Slayer, en el Beast Fest, el festival inaugural de metal de Japón.

En algún momento de 2013, Suzuka Nakamoto, Yui Mizuno y Moa Kikuchi, ahora mejor conocidas ante el mundo como las miembros de Babymetal Su-metal, Yuimetal y Moametal, fueron llevadas a la arena por su mentor Key ‘Kobametal’ Kobayashi para un concierto de J-Pop. Un día, les prometió a las niñas, su grupo tocaría en ese escenario, y verían y escucharían a miles de fans cantando sus canciones con ellas…

Dos años después, la profecía se ha convertido en una realidad. En el penúltimo fin de semana antes de Navidad, el trío está de vuelta en Yokohama Arena, no como asombradas aficionadas a la música, sino como la atracción principal por dos noches consecutivas. A media tarde, el 12 de diciembre, ya hay miles de fans haciendo cola pacientemente bajo la ligera lluvia de la tarde y letreros de ‘Sold Out’ están pegados en los numerosos puestos de mercancía que rodean el lugar. Horas antes del espectáculo, ya hay un ambiente de fiesta en el lugar. Hombres en trajes de licra con forma de esqueleto posan para fotos junto a pequeñas imitadoras de Babymetal, mientras que niñas adolescentes alegremente aplican pintura blanco y negro en la cara a sus amigos y desconocidos por igual. Más que un simple concierto regular, esto se siente como todo un evento.

El par de conciertos en Yokohama se anuncia como “el capítulo final de la trilogía” para Babymetal, cerrando un año muy importante para la banda a nivel nacional, que vio a las niñas presentarse de manera titular y decidida en Saitama Super Arena (capacidad: 30,000) y Makuhari Messe en Chiba (capacidad: 25,000). En su tierra natal, de acuerdo con cifras de la empresa de recopilación de estadísticas Oricon, el trío vendió 47,241 copias de su álbum homónimo en 2015, además de la impresionante cifra de 26,667 DVDs y 52,240 copias del Blu-Ray de su Live At Budokan, Red Night y Black Night Apocalypse y el World Tour 2014 Live in London. En el Reino Unido, el mayor mercado de Babymetal fuera de Japón, el próximo concierto titular de la banda, el 2 de abril, se llevará a cabo en la SSE Arena en Wembley, con capacidad de 12,500

MH2Las dos noches comienzan en forma similar, con las melodías de la lista de reproducción personal de Kobametal (‘Throne’ de Bring Me The Horizon, ‘Painkiller’ de Judas Priest y ‘Cowboys From Hell’ de Pantera entre ellas) resonando por la arena mientras el público cortésmente toma sus asientos y sus lugares en las áreas de pie designadas, marcadas con carteles que indican ‘HAPPY MOSH’SH PIT’. Cuando Metal Hammer asistió a Saitama Super Arena al espectáculo de Babymetal el pasado mes de enero, nuestro miembro Stephen Hill observó que la audiencia principal del grupo en su propio país todavía estaba compuesto en gran parte de fans del pop, un remanente de sus orígenes como una rama del grupo ‘Idol’ Sakura Gakuin, pero los entusiastas coreos grupales y puños al aire que acompañan a esta estelar banda sonora sugieren que, o bien la banda con sede en Tokio está atrayendo cada vez más a los metaleros de la vieja escuela, o que su audiencia (al igual que el propio trío) se está asimilando rápidamente en nuestro mundo.

Este ruido, sin embargo, no es nada en comparación con el caos agudo que estalla cuando Su-metal, Yuimetal y Moametal aparecen en el escenario lanzando la señal de ‘Dios Zorro’ (también conocida como Kitsune) en medio de un aluvión de flashes, llamas y ráfagas de láseres.
Por puro entretenimiento, los 95 minutos que siguen son bastante diferentes a todo lo que puedan ver en otros lugares. Si bien la deslumbrante puesta en escena contiene ecos del pasado (metaleros de cierta edad detectarán guiños al escenario de World Slavery Tour de Iron Maiden en los tres zorros al estilo de esfinges que se elevan sobre las rampas y pasarelas del escenario, mientras que incluso Rammstein haría bien en igualar el volumen y la intensidad de la pirotecnia en uso) la yuxtaposición de la coreografía tumultuosamente efervescente del trío con el asombroso virtuosismo instrumental de la Kamiband sigue siendo un deliciosamente inventivo ataque mental. A través de las dos noches, hay ajustes en la lista de canciones (la audiencia del sábado recibe Akatsuki y Song 4 de Yuimetal y Moametal, mientras que el domingo tienen Rondo Of Nightmare y la ridículamente infecciosa Onedari Daisakusen toman su lugar) pero los niveles de energía nunca bajan del máximo, con el público reflejando los movimientos de baile de las chicas y convirtiéndose en una parte integral de la producción. Los circle pits que se crean a lo largo de la arena en ‘Gimme Chocolate’ y ‘Headbangeeeeerrrrr!!!!!’ son una delicia para la vista, y una animación que ofrece representaciones de Ozzy Osbourne, James Hetfield, Corey Taylor y otros más como guerreros samurai precediendo a la canción creada por Dragonforce ‘Road of Resistance’ es perversamente entretenida.

En total, tres nuevas canciones son lanzadas, incluyendo la rítmica e inevitablemente futura favorita del público ‘KARATE’, que se desata como una típicamente rítmica mezcla de géneros, así como una semi power-balad cargada de emoción, provisionalmente titulada ‘The One’ (aunque aparece en las notas de producción como ‘la la la’) mostrando la impresionante voz de Su-metal y seguramente destinada a ser el dramático punto central de los conciertos de Babymetal en los años venideros. Abriendo el show en la noche del sábado, la canción se desplaza hacia el final de la lista el domingo, y ve a las tres chicas cantando su coro himno (‘We are The One. Together we’re the only one…’) desde lo alto de una góndola resplandeciente con forma de pirámide, que, iluminada por focos, se desliza lentamente hacia el exterior desde el escenario y al otro lado de la arena 7 metros por encima de la ya histérica audiencia.

La noche, sin embargo, aún no ha terminado, ya que Kobametal tiene otras dos sorpresas que revelar. Las pantallas de video que flanquean el escenario brillan una vez más para transmitir la noticia de que ‘Metal Resistance’ será lanzado el 1 de abril, ahora rebautizado oficialmente como ‘Fox Day’, la víspera del show de Wembley de las chicas. La segunda revelación claramente toma incluso a las chicas por sorpresa, ya que, con un audible asombro del público, se anuncia que la gira mundial de 2016 de Babymetal culminará con un concierto en Tokio Dome, con capacidad para 55,000 personas.

“¿Nos veíamos calmadas cuando se anunció la noticia del concierto en Tokyo Dome?”, pregunta Yuimetal con los ojos muy abiertos. “En realidad, fue un shock, aun no podemos creerlo. Tokio Dome es un lugar que ni siquiera soñábamos, por lo que la idea de tocar ahí es casi irreal, así que por eso aparentamos tomarlo de manera casual. Todavía estamos tratando de aceptar la idea de que se convierta en una realidad”.

Es la mañana después del segundo concierto en Yokohama Arena y Babymetal se encuentra en un estudio de fotografía en Tokio, siempre con sonrisas tímidas y reverencias de cortesía cuando saludan a Metal Hammer y al séquito de maquilladores, estilistas y managers que ya están en posición esperando su llegada. En ropa casual, las niñas se ven aún más jóvenes que sus personajes en el escenario (Yui aparece en una sudadera de Mickey Mouse) pero su comportamiento en todo momento educado de esta mañana es acompañado por un hábil profesionalismo, que enfatiza el hecho de que, entre Su, Yui y Moa, han acumulado más de 20 años de experiencia en una industria poco sentimental que recluta, explota y descarta las artistas jóvenes a un ritmo vertiginoso.
MH3

Las preguntas sobre la vida privada de las miembros de la banda son rápidamente bloqueadas de todo registro, hasta el punto en que una pregunta aparentemente inocua sobre cómo las amigas de las chicas aprecian su vida en Babymetal es bloqueada con la inmediata respuesta: “No nos gusta incluir a sus familiares o amigos, por lo que nos gustaría no responder a esa pregunta”. También las chicas conocen el proceso: una pregunta acerca de los pasatiempos de Su-metal fuera de la banda se topa con la respuesta espléndidamente vaga de: “Me interesan las cosas que le gustan a las chicas jóvenes”, como si eso realmente dijera algo. Esta precaución no sólo sirve para proteger la privacidad de las niñas, sino también, sobre todo, para mantener algo de la mística que Kobametal considera fundamental e intrínseca al concepto de Babymetal. Al igual que con Ghost, por ejemplo, o con los amados KISS de Kobametal, o incluso Steel Panther, poner al descubierto a los humanos de carne y hueso detrás del arte es visto como una distracción del concepto general. Siendo este el caso, aunque los miembros de la Kamiband son bien conocidos en Japón, y sus identidades se da a conocer libremente en los sitios de fans, a los músicos no se les permite llevar a cabo entrevistas con los medios en nombre de la banda; de manera similar, se descartan todas las preguntas sobre los roles de Su-metal, Yuimetal y Moametal en la creación del nuevo álbum ‘Metal Resistance’, ya que la versión oficial sostiene que las niñas no son más que mensajeras del omnipotente Dios Zorro, quien dirige todos los movimientos en sus carreras.

“Imaginen si después de que Mickey Mouse en Disneyland saliera a entretener a los fans, se quitara el traje y empezara a hablar con ustedes como: ‘Oh, estoy tan cansado, no me gusta mi trabajo’ “, explica Kobametal explica a través de Nora. “Eso sería romper los sueños de la gente y destruir la fantasía.”

Dicho esto, al ser entrevistadas individualmente hoy (una rareza, necesaria solo por el hecho de que una vez terminados los compromisos promocionales, Su-metal debe tomar un vuelo a Australia para reanudar el trabajo en el nuevo álbum de la banda), emerge un cuadro más completo de las personalidades dentro del grupo y sus aspiraciones individuales.

Más allá de los mitos imaginarios que rodean los orígenes del grupo, las raíces de la historia de Babymetal se remontan una década atrás al momento en que la estudiante de Hiroshima Suzuka Nakamoto siguiera a su hermana mayor Himeka en enlistarse en la Escuela de Actores de Hiroshima (Actors School Hiroshima, ASH), una escuela de actores fundada en 1999 que tiene estudiantes preparadas para grupos de pop idols como Morning Musume, AKB48 y Perfume. Su-metal acredita al trío J-Pop Perfume como su inspiración para convertirse en cantante, señalando que: “De niña yo tocaba un montón de instrumentos musicales diferentes, pero nunca continué con ninguno de ellos, excepto por el canto.” Dos años más grande que Yui y Moa, Su-metal está dispuesta a reconocer que ella es la “hermana mayor” del grupo, y toma en serio su papel como líder de la unidad: “Estoy feliz de saber que hay fans que están siendo inspirados por Babymetal”.

“No sabíamos acerca de la música Heavy Metal hasta que empezamos Babymetal”, afirma, “y poder llegar a gente justo como nosotras es una sensación increíble. Cuando tocamos en los festivales de Reading & Leeds, fuimos el acto de apertura y recuerdo claramente que no había una gran cantidad de personas viéndonos al principio, pero de hecho el campo comenzó a llenarse cuando empezamos. Podía ver a la gente pensando: ‘¿Quiénes son estas personas?’ pero era increíble ver a todos reaccionar al espectáculo. Así que poder ir a un país extranjero y saber que somos capaces de expresar lo que somos delante de gente que no sabe nada acerca de nosotras es algo de lo que podemos estar orgullosas”.

Por su parte, Yuimetal admite felizmente que fue Su-metal quien la inspiró a convertirse en cantante: “¡Quiero ser como ella!” Reclutada dos años más tarde para Sakura Gakuin, Yui revela entre risas que ‘perdió la cabeza’ cuando oyó que ella y su mejor amiga, Moa, iban a unirse a Su en Babymetal: “Sólo pensé: ‘¡Esto va a ser increíble!'”, recuerda.

Moametal, citada por las otras chicas como el perpetuo rayo de sol de Babymetal, recuerda alegremente no haber tenido “ni idea” de qué esperar cuando se le invitó a unirse a la banda. “Me dijeron que el grupo se centraría más en música “pesada”, pero no tenía ni idea de lo que la música “pesada” significaba, admite. “O sea ¿querían decir que íbamos a cantar sobre temas pesados? Así que cuando empecé en Babymetal me di cuenta: ‘Oh ¡esto es la música pesada! ¡Me impactó mucho!’ “.

“Todavía no se siente real”, admite Su-metal. “Sé que Wembley Arena es un lugar legendario así que pensar en que nosotras tocaremos ahí me pone un poco nerviosa. Para que nosotras hagamos este concierto también vamos a tener que lograr algo legendario. El Reino Unido es un lugar especial para nosotras, es un lugar donde siempre se aprende algo nuevo y encontramos algo que beneficia a Babymetal, por lo que creemos que algo especial va a ser creado en Wembley ¡Nadie debería perdérselo! ”

“Lo que he aprendido acerca de estar en Babymetal es que si las tres estamos juntas podemos hacer y superar cualquier cosa”, dice Moametal. “No estoy segura de lo mucho que nuestros fans sepan acerca de nosotras personalmente, pero en realidad no importa, porque lo más importante es que conozcan nuestra música.”

Sin embargo por ahora, y sin conciertos anunciados hasta Wembley, Kobametal insiste en que el objetivo del grupo es en gran medida ‘Metal Resistance’, que en última instancia será la clave para el futuro de la banda.

“El álbum debut era en cierta medida un álbum de ‘Greatest Hits’, ya que se lanzaron muchos sencillos diferentes antes de que el álbum saliera, por lo que es una colección de las canciones escritas hasta ese punto” dice Kobametal.

“Pero este álbum va a ser diferente, un álbum de estudio como tal: el tema tiene que ver con este anillo, este círculo, el Único, con todo el mundo uniéndose, y el círculo creciendo cada vez más.”
Es un concepto que está cerca de los sentimientos de las chicas: “Los conciertos de este fin de semana me hicieron darme cuenta, tal vez por primera vez, de que Babymetal no se trata sólo de nosotras, no sólo de nosotras y la Kamiband, se trata de nosotras y la banda y de todos los que están presentes”, dice Su-metal. “Al final del concierto de ayer, cuando nos subimos al ‘triángulo’ (volando alrededor de la arena), fue la primera vez que pudimos estar cerca de los fans y ver todas sus caras sonrientes y ver a todos haciendo la señal del Dios Zorro y comprendí el poder de esto”, dice en voz baja. “Y eso es lo que nos va a empujar a seguir adelante para el próximo año. Creemos que este será un año importante para todos nosotros”.

Original: Why Nobody Can Stop BABYMETAL por METAL HAMMER, Issue #281

Suscribete a Metal Hammer Magazine

 

Deja un comentario